Cupcakes de Halloween escalofriantes

¡Buenos días!

Ya estamos a finales de octubre, y eso significa dos cosas:

1. ¡Por fin ha empezado la esperadísima 6ª Temporada de The Walking Dead!

Bueno, en realidad ya van por el tercer capítulo. Y menudo capitulazo… No diré nada para no spoilearte, pero para mi ha sido de lo mejorcito. Sólo hay una cosa del final que no me acaba de cuadrar. Y si lo has visto, sabrás de qué te hablo.

2. ¡La Noche de Halloween cada vez está más cerca!

De hecho es este próximo sábado. En casa también le solemos llamar Halloweenyada, que no es otra cosa que una mezcla entre el Halloween y la Castanyada. ¡Porque esta noche sin castañas, boniatos o panellets no es lo mismo! Ojo, que a mi lo único que me gustan son los panellets de limón y chocolate, a poder ser acompañados con un poco de moscatell. Los boniatos no me gustan y de castañas no como por culpa de un trauma infantil a los 5 años, cuando una niña un par de años mayor que yo me obligaba a comérmelas :(

Pues bien, aunque al principio no me hacía mucha gracia que se celebrase Halloween aquí, he de decir que cada vez me gusta más. Es una fiesta divertida, hay mucho ambiente en las calles, y los niños (y no tan niños) se lo pasan la mar de bien. Además, cuenta la leyenda que es la única noche del año donde se permite a los zombies salir de sus aposentos para ver el exterior y sembrar el terror en las calles junto con otros seres espeluznantes que dan mucho, mucho miedo: vampiros, hombres lobo, dentistas, tu madre cuando le pisas lo fregao…

El Señor Z y yo, fans de los zombies y de las pelis de terror, hemos querido ambientar nuestra casa y para ello la hemos “tuneado” un poco: un par de telarañas por aquí, una calabaza por allá, unas extremidades amputadas en el porche, la cabeza del vecino en la encimera de la cocina, y…. ¡voilá! ¡Ya estamos listos para celebrar este escalofriante día!

Ah, no, espera… ¿qué es una celebración sin una buena comida? Como no soy muy buena preparando pócimas con escamas de dragón y ojos de sapo (además no creo que haya de eso en La Boqueria), he pensado que podría preparar unos deliciosos y a la vez terroríficos cupcakes de Halloween.

Casi siempre que hago cupcakes me baso en las recetas del blog de Objetivo: Cupcake Perfecto, porque salen espectaculares. He decidido hacer tres tipos de cupcakes, y para ello he elegido una receta de bizcocho de vainilla. Sencilla pero infalible. Dos tipos de frosting, uno de vainilla y otro de chocolate. Y para decorar y darles ese toque terrorífico, he utilizado fondant.

A continuación te dejo las fotos de cada uno de los cupcakes y los ingredientes utilizados, por si te atreves a prepararlos en tu casa;)

CUPCAKES DE HALLOWEEN :: CALABAZA

Cupcakes Halloween Calabaza

CUPCAKES DE HALLOWEEN :: FANTASMA

Cupcakes Halloween Fantasma

CUPCAKES DE HALLOWEEN :: ARAÑA

Cupcakes Halloween Arana

INGREDIENTES

Para el bizcocho (para 12 cupcakes):

115 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
220 g de azúcar blanco
3 huevos M
200 g de harina
1 cucharadita y media de levadura Royal
120 ml de leche semidesnatada
1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el frosting de chocoate (para 12 cupcakes):

115 g de mantequilla sin sal
425 g de azúcar glas
85 g de cacao en polvo sin azúcar
100 ml de leche semidesnatada

Para el frosting de vainilla (para 6 cupcakes):

125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
160 g de azúcar glas
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de leche semidesnatada

Para las decoraciones, simplemente he utilizado fondant blanco teñido con diferentes colorantes para obtener los distintos colores. También he utilizado sprinkles en forma de huesito, fideos de chocolate y perlas. Y para las patitas de las arañas, golosinas de regaliz.

¡Están riquísimos y quedan espectaculares! Eso sí, mientras te los comes, notas como el colesterol se va acumulando en tus venas, la celulitis en tus muslos y oyes la voz del monitor del gym que te susurra: “¡ven a hacer Body Combat, ven!“. Por eso lo suyo es prepararlos cuando tienes invitados en casa, de esta forma toca a uno o dos por cabeza. ¡Y es que vuelan de la mesa!

Y tú, ¿qué planes tienes para éste sábado? ¡Que tengas un feliz Halloween!

Y ya sabes… nos vemos en otra entrada, colega 😉

FacebookTwitterGoogle+PinterestEmailShare