8 trucos para crear una campaña de Email Marketing que lo pete

A pesar del avance de las redes sociales, el e-mail marketing sigue siendo hoy en día uno de los métodos más usados e imprescindibles en cualquier estrategia de marketing online.

Y es que con el envío de newsletters puedes dar a conocer tus productos o servicios, avisar de los nuevos posts de tu blog, informar de promos y descuentos, etc. En definitiva, fidelizar a tus clientes.

Pero crear una campaña de e-mail marketing no es diseñar una newsletter, redactar el contenido, enviarla y hasta luego Mari Carmen. Hay mucho trabajo detrás y, para que sea efectivo, previamente hay que definir una estrategia y cuidarla al máximo desde el minuto 1. Una vez enviada habrá que medir los resultados para ver qué ha funcionado y qué no y, con esos datos, podremos ir corrigiendo y perfeccionando las siguientes campañas.

En este post te voy a dar 8 consejos para hacer una campaña de e-mail marketing efectiva y que lo pete ?

Doy por supuesto que ya cuentas con una plataforma para poder enviar newsletters, pero si no es así, te enumero algunas herramientas de e-mail marketing gratuitas con las que he trabajado:

• Mailchimp
• 
Acumbamail
• 
SendinBlue

¡Vamos allá!

1. Define los objetivos de la campaña

Cada campaña tiene que tener siempre un objetivo. Este objetivo puede ser:

• Vender un producto o servicio
• Generar leads
• Atraer tráfico a tu web
• Promocionar un sorteo o un concurso
• Aumentar las ventas
etc.

Una vez tengas claro el objetivo, te tocará definir el tipo de campaña que vayas a realizar:

Campaña Informativa:
Este tipo de campaña se envía puntualmente y se utiliza para informar de las últimas novedades de nuestra marca, como el último post del blog, el lanzamiento de un eBook, nuestra participación en un evento o webinar, etc. Este tipo de e-mails están pensados para atraer tráfico a tu web.

Campaña Promocional:
Esta campaña sirve para promocionar productos o servicios, así como anunciar descuentos y ofertas. Está pensada para generar ventas.

Campaña Estacional:
Se lanza en determinadas fechas, como Black Friday o Navidad, y está pensada para ofrecer descuentos y promociones especiales, lo que es perfecto para fidelizar a tus clientes.

Campaña de Automatización:
Se trata de una serie de envíos que puedes configurar tú mismo cuando se cumple una determinada acción. Por ejemplo, cuando un usuario se suscribe a tu lista de correo se lanzan una serie de correos para darle la bienvenida.

2. Segmenta a tu público

Este paso es fundamental para dirigirte a tu público objetivo y triunfar en tus campañas. Lo primero que tienes que hacer es intentar recopilar la mayor información posible de cada suscriptor. Puedes segmentar por ubicación, por género, por origen de suscripción, por cantidad de pedidos realizados, según la interacción, etc.

La mayoría de herramientas de e-mail marketing tiene opción de segmentar, así que es algo muy sencillo de hacer. Simplemente tienes que crear los campos para guardar los datos por los que quieras segmentar. A partir de ahí, la plataforma hará el resto.

3. Busca un asunto impactante y cautivador

El asunto es igual o incluso más importante que el contenido. Da igual que sea la mejor newsletter del mundo y que la hayas redactado con todo tu amor, que si el asunto no es bueno, sabes donde va a ir a parar, ¿verdad? Exacto, directa a la papelera.

Por eso tienes que crear un asunto que sea lo más creativo y atractivo posible para que al suscriptor le llame la atención y abra el e-mail.

Te doy algunos truquitos para hacer un asunto para newsletter efectivo:

• Incluye números
• Crea sentido de urgencia
• Personalízalo con el nombre del suscriptor
• Usa emoticonos
• Empieza por “Cómo…

4. Destaca las palabras clave y frases relevantes

No olvides que en ocasiones puede ser bastante agobiante abrir un e-mail y encontrarse la parrafada del siglo. Por eso soy partidaria de hacer las newsletters lo más escuetas posibles, definiendo párrafos cortos y, sobretodo, añadir imágenes, botones y marcando algunas frases en negrita. Eso facilita mucho la lectura y evita que le entren ganas al lector de arrancarse los ojos. 

5. Utiliza botones Call to Action

Un Call To Action o Llamada a la Acción es un botón o un enlace con un texto pensado para llamar la atención del usuario y que éste realice una acción concreta, por ejemplo: suscribirse a nuestra newsletter o descargarse nuestro ebook.

Para llamar la atención del usuario hay que hacerlo lo más atractivo posible. Te doy algunos trucos:

• Haz que destaque, usando un color diferente o un tamaño más grande
• Colócalo en el lugar perfecto
• Deja “aire” a su alrededor
• Crea curiosidad
• Busca un copy atractivo y que enganche 

Fíjate en los diferentes Call to Action que tengo repartidos en mi página web. El primero de color rojo contrasta con el azul del fondo, además de tener un copy que genera curiosidad. El segundo de color azul contrasta con el fondo y, además, incita al usuario a darle click.

ejemplos call to action

6. Personaliza el mensaje

Está comprobado que las newsletters personalizadas tienen mejores tasas de apertura, ya que crea cercanía y confianza. Pero no sólo estoy hablando de personalizarlas con el nombre del suscriptor, en plan: “¡Hola Mari Carmen!”

Gracias a la segmentación, podemos tener datos de estas personas y enviarles un e-mail que vaya más acorde con sus intereses.

Por ejemplo: imagina que tienes una tienda online de comida para mascotas. ¿Para qué le vas a querer enviar a todo el mundo una promoción de pienso para perro, sabiendo que muchos de tus clientes tienen gato? ¿No es mejor enviar promoción de comida para perros a los dueños de los perros y comida para gatos a los dueños de los gatos?

O, siguiendo con el mismo ejemplo, ¿no sería genial saber qué día es el cumpleaños de la mascota de tu cliente para poder enviarle un e-mail justo ese día y ofrecerle un descuento o un regalo?

7. Haz test A/B

Consiste en enviar dos versiones de la misma newsletter que contienen elementos o contenidos diferentes para saber cuál de las dos ha obtenido mejores resultados y de esta forma determinar qué tipo de mensaje funciona mejor con nuestro público.

Lo más común es realizar una prueba A/B variando el asunto, pero hay muchos más cambios que podemos hacer, como por ejemplo:

• Variar la hora de envío
• Utilizar un Call To Action distinto
• Cambiar el diseño de la newsletter

8. Envíala a la hora ideal

Y ahí va la pregunta del millón: ¿Cuál es la hora ideal para enviar una newsletter?

Pues depende de muchos factores: del producto o servicio que vendas, del día de la semana, de tu público…

Podrías pensar: pues lo envío entre las 7h-8h de la mañana, que es cuando la gente tiene un momentín para mirar el correo mientras desayuna o mientras va al trabajo en tren. O, mejor aún, lo envío entre las 17h – 20h de la tarde, que es cuando salen de trabajar.

¿No?

¡Moooooooook! ¡Error!

Esa franja horaria es la que la mayoría de las empresas eligen para enviar sus newsletters, así que si tú también te unes a ellos, tu newsletter quedará sepultada entre otras cuantas, lo que es más probable que acabe en la papelera.

¿No crees que es mejor elegir un horario en el que haya poca competencia?

Según un estudio de SendinBlue las mejores horas para enviar newsletters son:

• Por la mañana: entre las 10h y las 11h
• 
Por la tarde: entre las 15h y las 16h

Ahora toca elegir el día. Según varios estudios, los mejores días para enviar newsletters son a mitad de semana:

Los martes, los miércoles y los jueves son días bastante recomendables para poder hacer envíos.

Pero oye, como te digo, cada empresa es diferente, así que lo mejor que puedes hacer son pruebas, pruebas y más pruebas. Al final sabrás qué franja horaria es la mejor para ti.

Bueno, ya ves que son muchas las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de crear una buena campaña de e-mail marketing. Por supuesto, una vez enviada, tendrás que medir los resultados y, a partir de ahí, ir optimizando las siguientes. Yo te he dado unos trucos que funcionan y que puedes usar. ¡El resto está en tus manos!

Espero que te hayan sido útiles y que los pruebes en tus próximas campañas. ¿Me contarás cómo te va? ¡Déjame un comentario aquí abajo!

Nos vemos en otra entrada, colega 😉

FacebookTwitterGoogle+PinterestEmailShare